Photo by Danielle MacInnes on Unsplash

Decisiones, formatos binarios & un café

1.
¿Huevos fritos con tocino o bowl de frutas?

¿Por qué dos opciones opuestas?

Tenemos la “irresistible tentación de dividir todas las cosas en dos grupos -generalmente diferenciados y en conflicto- con una gran brecha imaginaria en medio”, dice Hans Rosling en Factfulness. Lo llama “”.

Un ejemplo: Creemos que hay dos tipos de países: pobres y ricos.

O países desarrollados y países en vías de desarrollo.

El problema es que esa imagen representa al mundo en 1965. Hoy, 85% de la población global vive en países desarrollados y sólo 6% vive en países en vías de desarrollo.

Todo parecería limitarse a un formato binario de “nosotros” y “ellos”. Héroes y villanos. Pero esto distorsiona los datos. Creer que el conflicto del lacto-suero enfrenta sólo a ganaderos e industriales también es un error. ¿Qué pasa con los queseros, los intermediarios, y sobretodo los consumidores?

2.
En “Ética a Nicómaco”, Aristóteles escribe “” (en la mitad, la virtud). Pero no leemos los clásicos. Además, aprendemos por imitación. ¿Y quiénes son los referentes a imitar?

Los padres –cada vez menos-, actores y comentaristas y políticos en la tele, los medios, la publicidad, amigos, deportistas, con miles de en el mundo digital… con un iPhone y arrestos, cada día aparecen nuevos ídolos.

¿Quién valida o invalida los ejemplos a seguir? ¿Los ? ¿Quién garantiza su credibilidad? Edelman Trust Barometer 2019 sostiene que los medios tradicionales son más creíbles que los digitales. Y Gaby Castellanos -CEO de Socialphilia y Karma Advertising — en Lions Edit fue muy clara: “Ni se os ocurra pensar que digital se va a merendar el offline…”; pero muchas agencias y anunciantes promueven lo digital sacrificando medios tradicionales.

3.
Tomamos decisiones -personales, comerciales y de políticas públicas- inspirados en la dicotomía blanco-negro. Bueno-malo. El storytelling necesita un héroe (el consumidor) y un villano (un deseo o necesidad instatisfechos).

Las historias de los medios (y ahora, de redes sociales) exacerban la dualidad. El marketing reduce el mercado hacia la diferencia de dos opciones. El Principio de Simplificación y del Enemigo Único de Goebels utiliza este instinto para persuadir. Seguidores o detractores.

Pero la realidad es que hay mucho más que dos extremos. Y mucho más entre ellos. Así que me sirvo un jugo de naranja, un bolón mixto y un café.

COMUNICADOR · ESTRATEGA · ESCRITOR