BEHAVIOURAL SCIENCE · CREENCIAS · TOMA DE DECISIONES

Cómo sus creencias afectan sus acciones

Un joven caminaba por un bosque, junto a otros soldados, cuando un movimiento delante de él lo alertó. Era la década de los 70s. El joven había sido obligado a servir en el ejército de la República de Rodesia para combatir y cazar guerrilleros.

El grupo se agazapó.

El corazón del joven latía a mil.

Creyó ver entre los arbustos a unos guerrilleros vestidos de camuflaje y armados con ametralladoras. Cogió su arma y apuntó al líder, quien parecía llevar una AK-47. Aguantó la respiración.

De repente sintió un leve golpe en su hombro. “No dispares”, le susurraron al oído. “Es sólo un niño y su hato de vacas”.

Sus acciones -como las del joven rodesiano- están motivadas por sus creencias. Tanto las acciones instintivas, intuitivas, como aquellas decididas conscientemente.

Su sistema de creencias fue construido por sus emociones y ratificado por sus experiencias (perdón por el reduccionismo). A este sistema no le interesa la veracidad ni la precisión de los hechos. Como decía William James -filósofo y fundador de psicología funcional-, “la creencia crea el hecho actual”.

Sus decisiones determinan sus acciones. Y están sujetas a la influencia de factores emocionales como miedos, prejuicios, mimetismo, presión social y esperanza.

¿Por qué ver guerrilleros dónde hay ganado?

Nuestra visión del mundo no es fotográfica. “Es una construcción de su cerebro, tan fluida y convincente, que parece precisa”, dice Lisa Feldman Barrett en 7 ½ Lessons About the Brain (2020). Por eso el joven rodesiano confundió a un niño y sus vacas con unos guerrilleros.

El contexto y la “realidad social” lo llevaron a creer de esa manera al joven soldado. Alguna vez Émile Durkheim -sociólogo francés- dijo que es la sociedad quien otorga significación a las creencias.

Para Usted, su sistema de creencias es real. Identidad, sexualidad, otredad, sociedad, maldad o religiosidad son variables dentro de ese sistema. Son como subsistemas de símbolos. Están allí porque (a usted) le interesa que así sea. Y su expresión física son ritos, patrones, hechos, supersticiones, estadísticas, memes o elecciones.

Por cierto, gracias a ese sistema de creencias podemos cooperar, comprometernos con una visión o imaginar el futuro.

Por ello, si usted quiere cambiar una acción o un hábito, no debe trabajar en su toma de ediciones. Debe trabajar en sus creencias.