ETIQUETAS · COMUNICACIÓN · COMPORTAMIENTO HUMANO · PALABRAS

El poder mágico de las palabras como etiquetas en la Sociedad del Relato

*
3 min readMay 14, 2024
“La mayoría de las guerras no se libran por la escasez de recursos, como la comida y el agua; sino más bien por la conquista, la venganza y la ideología.” _ Steven Pinker

Usted usa las palabras para crear etiquetas.

En el poder de las etiquetas en esta Sociedad del Relato enuncié que las etiquetas son como fuerzas ficticias que dispersan creencias, agrupan tribus, identifican temáticas propagandísticas y niegan la legitimidad del oponente.

Las etiquetas -en la Sociedad del Relato- son un instrumento, escribí.

Cada palabra en su rol de etiqueta suele tener un significado distinto a sus significados etimológicos.

Falacia etimológica es creer que el origen de una palabra revela su verdadero significado.

Así, Usted empieza a usar insinuaciones, eufemismos, rodeos, doble-sentido, cortesía hipócrita o corrección política para compartir sus ideas.

Usted puede decir cualquier cosa y añadirle un “tu sabes a lo que me refiero” para disparar un barullo de interpretaciones.

Usted puede escribir un mensaje y añadirle el emoticón de un guiño ;-) para matizar el comentario.

¿Qué impacto que tienen las palabras en sus relaciones y sus interacciones sociales?

¿Cómo funciona el lenguaje como herramienta de seducción o de negociación?

¿Cómo funcionan las palabras en sus promesas o amenazas?

¿Por qué Usted disimula sus intenciones?

¿Por qué no dice lo que piensa?

¿Directamente?

Porque las palabras tienen un rol social.

Y son una ventana a sus emociones.

Por ejemplo: “mi táctica es / quedarme en tu recuerdo…”

Porque las palabras revelan como Usted representa mentalmente el tiempo o el espacio o los números o la causalidad.

Por ejemplo: “el tiempo es oro”

Cuando Usted usa las palabras Usted está transmitiendo un mensaje y -a la vez- está definiendo los roles en la relación social con su(s) interlocutor(es).

Steven Pinker -psicólogo experimental, científico cognitivo, lingüista y escritor- dice que el lenguaje es tan (psicológicamente) poderoso que la gente lo trata como “una suerte de magia”.

Usted es víctima de las ilusiones que las palabras pueden generar.

Usted puede temer una maldición. O confiar en la fortuna de una frase.

Por ejemplo: “mejor toco madera”

Usted puede sentir dolor (incluso físico) cuando alguien lo manda “a la m*erda”, aun cuando no existe tal lugar.

Todas éstas son manifestaciones psicológicas de un fenómeno llamado “magia de las palabras” vinculado a la arbitrariedad de los signos, dice Pinker en “The Magic of Words” (2024).

De hecho, que una palabra funcione como halago o insulto tiene que ver con la convención de una comunidad que tácitamente coincide que ese vocablo es representa uno u otro concepto. Las variaciones lingüísticas cargan el peso social en la forma de estigma o de prestigio, propone David Shariatmadari en “Don´t believe a word” (2019).

El lenguaje es propio del mundo mental -como las historias, los mitos religiosos, las canciones o las conjeturas científicas- pero recibe la influencia del mundo mental, del mundo material y del mundo interno (qualia).

El lenguaje es -a la vez- un sistema cognitivo y un sistema cultural.

Las palabras son herramienta política.

Por ejemplo: “nadie se me baja de la camioneta”

Las palabras tiene un rol social.

Y los conceptos terminan siendo creados por la cultura.

Por ejemplo: “Metástasis” en el Caso Metástasis

Wittgenstein -filósofo, matemático, lingüista y lógico austríaco- decía que “el significado de las palabras es su uso en el lenguaje”.

Por ejemplo: “Nuevo” en el Nuevo Ecuador.

Lo cierto es que Usted ajusta las palabras que usa según los temas que trata, en los roles en los que Usted se desempeña y los roles de las audiencias.

Es más, Usted ajusta la extensión de las vocales o consonantes al pronunciar una palabra según si quiere amenazar, convencer, persuadir, enamorar o demostrar empatía.

Porque lo que Usted dice o calla envía señales sociales a sus audiencias en la Sociedad del Relato.

--

--

*

Communications consultant, strategist & creator with a twist of behavioral science. En español!