“El miedo a la muerte se debe al miedo a la vida…”, decía Mark Twain, “ Un hombre que vive plenamente está preparado para morir en cualquier momento”.

DIFUNTOS · TÁNATOS

Feliz Día de los Muertos

El mexicano Octavio Paz pensaba que el culto a la vida era un culto a la muerte. “Ambas son inseparables”, dijo, “Una civilización que niega a la muerte acaba por negar a la vida”.

Epicuro, filósofo griego, pensaba que “la muerte no es nada para nosotros”. Proponía que, cuando morimos, no somos conscientes de nuestra muerte; por tanto, no duele.

El hombre siempre ha pensado sobre la muerte. Incluso la negación hegeliana de la muerte es pensar en la muerte. La inclusión de los “cadáveres” en la filosofía marxista es pensar en la muerte.

La muerte es cotidiana, universal, democrática.

Y en el excepcionalismo humano pensamos que la noción de la muerte es una característica única del hombre y la mujer. Como la cultura, la racionalidad, la moralidad, o el lenguaje. ¿O no?

Usted le puede decir a su mascota “hazte el muerto!” Porque -en su visión- Usted entiende la noción de no-funcionalidad adjunta a la muerte.

Pero es un juego, porque también entiende las nociones inevitabilidad e irreversibilidad post mortem. ¿O no?

Platón en el “Mito de la Caverna” y Milan Kundera en “La Inmortalidad” juegan con el deseo de la inmortalidad.

¿La inmortalidad del amor como la de Medardo Angel Silva? ¿La inmortalidad de la imagen como la que transmiten los periodistas? ¿La inmortalidad del yo de los influencers?

¿Vida después de la muerte?

Algunas especiaes del reino animal practican la thanatosis como herramienta de supervivencia.

La inmovilidad tónica (parálisis del cuerpo) es un mecanismo de defensa de algunas presas ante sus depredadores. Por ejemplo la zarigüeya de Virginia, la serpiente Hognose o algunas ranas fingen estar muertas cuando un zorro o coyote u otro depredador las persiguen.

Lugo hay vida después de la muerte (fingida).

¿La diferencia entre el ser y el no ser, como el soliloquio de Hamlet?

Morir es dormir… y tal vez soñar”.

Epicuro proponía que la búsqueda de la felicidad (en vida) consistía en no temerle a la muerte.

Y en el México de Paz, Fuentes, o Esquivel, el día de los Muertos es un día alegre. Es un día de celebración de la vida y reencuentro con los difuntos.

Cómo dicen los mejicanos: “El muerto a la sepultura y el vivo a la travesura”.

A los vivos, feliz día de los muertos.

COMUNICADOR · ESTRATEGA · ESCRITOR