BEHAVIORAL SCIENCE · ÉTICA · COMUNICACIÓN · PERIODISMO

La objetividad no existe y la “aparente objetividad” es anacrónica.

Al inicio de los tiempos, cuando las noticias se transmitían oralmente, los chasquis o los bardos contaban historias obedeciendo a una lógica propietaria.

Alguien tenía la necesidad de contar su historia.

En esta era de data-medios, los contenidos transmitidos también obedecen a una lógica propietaria.

Sólo cambió la herramienta de distribución del mensaje.

Alguien -empresa, marca, gobierno, ideología, religión, persona- tiene interés en contar su historia.

La verdad -como la coincidencia entre una afirmación y los hechos- siempre ha sido perspectivista.

Luego la objetividad no existe.

objetivo, va

1. adj. Perteneciente o relativo al objeto en sí mismo, con independencia de la propia manera de pensar o de sentir.
2. adj. Desinteresado, desapasionado.

Fuente: Real Academia Española

Pero, ¿por qué algunos medios necesitan ser percibidos como “objetivos”?

Alexander Hamilton fundó The New York Post, circa 1801, en respuesta al ascenso de Tomas Jefferson a la presidencia estadounidense.

The Atlantic se fundó, en 1857, como un diario abolicionista.

En Francia, Le Monde es de izquierda y Le Figaro es de derecha.

Los medios -tradicionales, análogos o digitales- contextualizan la información para ayudarlo a Usted a tomar decisiones informadas.

¿Exhaustivamente informadas? ¿Contrastadas?

Los comunicadores en medios tradicionales o digitales absorben la realidad y la filtran. Escogen los hechos que exhiben. Contextualizan.

¿Memifican?

Nadie puede conocer todos los hechos disponibles, por ello necesitamos gente que traduzca y cuente la historia, que destile y explique lo conocible”, dice el periodista Lewis Raven Wallace en “The View from Somewhere” (2019).

Pretender que ese acto de interpretación no sea inherentemente político o ajeno a los sesgos, antecedentes y experiencias del comunicador es absurdo, dice el periodista en su libro.

Si cada medio incorpora una perspectiva contextual al tratamiento de los hechos e ideas, entonces ¿por qué el medio necesita ser percibido como “aparentemente objetivo”?

De manera abstracta, la objetividad sería una meta.

Sin embargo, un periodista que participa de una concentración masiva apoyando o rechazado algo, no es objetivo. Está parcializado.

Un comunicador que dona dinero o tiempo o un tuit para favorecer un candidato en campaña, no es objetivo. Es partidista.

Cuando el conductor de un programa de entrevistas reacciona con un “! que hijuep*ta !” a la respuesta de su invitado, no es objetivo. Ni neutral.

Ni desinteresado.

Ni imparcial.

Tampoco independiente.

Una idea no es virtuosa o perversa porque un comunicador así lo transmite.

Un hecho no es bueno, o malo, porque el poder -o la oposición- lo dice.

La calificación de correcto o incorrecto (de hechos, ideas, opiniones) surge de la interpretación de seres conscientes y sensibles. Como Usted.

Y las redes sociales han magnificado el problema.

¿Por qué algunos periodistas necesitan ser percibidos como “aparentemente objetivos” cuando un clic puede revelar que están siendo parciales?

¿Por qué algunos influencers necesitan ser percibidos como “periodistas aparentemente objetivos” cuando un clic puede revelar que están siendo interesados?

Un estudio del Instituto Poynter de Estudios de Medios, realizado a 167 periodistas en Estados Unidos, reveló que tanto los periodistas que expresan su posición política en redes, como quienes se comprometen con una causa social, valoran la verdad… tanto como quienes pretenden mantenerse neutrales.

La pregunta es, ¿cuál verdad?

Es imposible despojarse de los sesgos individuales.

Para acercarse a la neutralidad, un comunicador debe estudiar, entender, tolerar, compartir, aceptar, otras perspectivas (ajenas a la suya).

--

--

I am a comms consultant, strategist and creator. Writing about commercial, political and brand communications with a twist of behavioral science. En español!

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
ANDRÉS SEMINARIO

ANDRÉS SEMINARIO

I am a comms consultant, strategist and creator. Writing about commercial, political and brand communications with a twist of behavioral science. En español!