STORYTELLING · COMUNICACIÓN · PERIODISMO · MEDIOS · FICCIÓN

Noticias: ¿storytelling con una pizca de verdad?

1.
Un reportero comentaba sobre la erupción del Cumbre Vieja. Está cerca de la lengua de fuego de una roca volcánica. “Vemos la piedra volcánica que está súper caliente”, dice a cámara.

Acerca la mano a la roca.

Está súper caliente. Por dentro está al rojo vivo”, dice.

Luego de una pausa toca la roca y dice “por primera vez tocando una piedra recién hecha al horno”.

Una pieza de comunicación muy emotiva.

En vivo y en directo, con pausas y drama.

El reportero en cuestión quemó su mano por tocar la lava, en vivo y en directo.

La cobertura mediática, ¿es storytelling?

Ignacio Ramonet -periodista español y catedrático de teoría de la comunicación en la Sorbona- dijo que la “comunicación ya no es el debate de ideas, sino la regulación de emociones”.

Y las historias son vehículos para las emociones.

La crónica, ¿es storytelling?

El reportaje, ¿ es storytelling?

El storytelling es la mejor manera de compartir hechos, difundir ideas, persuadir. Y la relación entre storytelling y periodismo es de larga data con el “long-form journalism”.

Pero ese periodismo de formato largo ya no funciona para difundir noticias.

En el pasado, el periodismo narrativo era la norma. Pero, como sostuvo David Walsh -periodista británico del The Sunday Times-, “el periodismo convencional se ha convertido en una especie de storytelling novelesco”.

¿Los medios de comunicación que tenemos ahora, están hechos para compartir narrativas complejas?

Por ejemplo, ¿cómo explicar -de manera proactiva- los pros de una ley? ¿Como responder a las objeciones?

El manoseo de la información en las redes sociales aceleró la espectacularización de los contenidos.

Parafraseando a Richard Feynman, cuando dijo que la “ciencia es creer en la ignorancia de los científicos”, debemos pensar que el periodismo ¿qué es?

Cuando la tecnología democratizó el acceso a la información y a las herramientas de recolección, edición y distribución, ¿cómo identificar al periodista experto del periodista amateur?

Se banalizó la noticia.

Casi desapareció el análisis.

Publicaciones anteriores sobre hechos, mentiras, ficción:

Aquí:

https://andresseminario.medium.com/la-verdad-es-nada-el-carisma-es-todo-fc0da3050726

Aquí:

https://andresseminario.medium.com/veracidad-verosimilitud-y-el-pato-de-vaucanson-2f8c973cdcf1

Aquí:

https://andresseminario.medium.com/mentira-a0e4deb6690

Y aquí:

https://andresseminario.medium.com/sensacionalismo-y-fakenews-son-lo-mismo-8b9e3109816e

El manejo de la información (si, en las redes sociales) también aceleró la secularización del quehacer periodístico.

Más de una vez -y por motivos de dinero-, se viola el principio sacrosanto del periodismo: la separación comercial — editorial. Pero muchos mantienen el sonsonete de “…Los hechos. Todos los hechos. Y solamente los hechos”.

¿Cuáles hechos?

#ParaPensar Las noticias, ¿son fiel reflejo de los hechos que ocurren en una sociedad o son un nuevo constructo social?

2.
James Potter en “Theory of Media Literacy: A Cognitive Approach” (1998) decía que “la noticia no es algo que sucede; más bien la noticia es lo que se presenta. Casi nunca vemos los eventos noticiosos a medida que suceden.” ¿Qué vemos? Vemos las construcción mediática de los eventos.

¿Por qué algunos medios o comunicadores o periodistas, difunden contenidos orientados al clic (y no a informar ni dirigir)?

¿Por qué algunos medios o comunicadores o periodistas, difuminan la diferencia entre los hechos y la ficción?

¿Por qué vemos a comunicadores, periodistas, presentadores de televisión, como actores o actrices electorales?

¿Por qué vemos a los mismos comunicadores, periodistas, presentadores de televisión, como influencers de redes sociales?

¿Será que la sensación de quedarse fuera de opciones electorales les genera un vacío en algunos? ¿Será que este vacío (algunos) lo tratan de rellenar con narrativas que buscan likes y followers?

¿Será por ello que los medios tradicionales son menos influyentes en esta democracia postmediática?

La periodista Anne Applebaum en una entrevista en Ethic.es propone que “El fin del monopolio de los medios tradicionales ha permitido la incorporación de nuevas voces e ideas, pero también ha generado el desorden y el caos. Estamos en la era de la posverdad, que no solo afecta a la política, sino a la salud pública y a la economía. Ahora la gente es incapaz de saber qué es verdad y qué es mentira. El abuso de la psicología humana y de cómo las personas reaccionan a las cosas que llegan a sus teléfonos es deliberado. “

#ParaPensar Por cierto, muchos influencers no son influyentes.

3.
En el pasado, el periodista debía ser rápido, tener buenas fuentes, lograr exclusivas y primicias. Pero también debía contextualizar. Cumplir un código.

Las salas de redacción debían anticipar las posibles consecuencias de un hecho para estar in situ con sus equipos.

Las noticias debían tener continuidad en el tiempo, novedad, sorpresa, impacto negativo, polémica, cercanía, proximidad, impacto social, magnitud, poder, utilidad y valor educativo…

Pero hoy un pro-sumidor, Usted, con su dispositivo móvil, en el momento del hecho, es más rápido para difundirlo.

Usted transmite en vivo.

Usted está tan cerca como mi dispositivo móvil.

El pro-sumidor crea el impacto y lo dramatiza. Es más rápido para editarlo, corta-y-pega. Es más rápido para convertirlo en meme.

Usted es más rápido para construir y contar una historia.

¿Un ejemplo? los videos al interior de la Penitenciaría, enviados desde el dispositivo móvil de algíun presumible PPL, cuentan más la historia que las tomas de los canales de televisión.

Y algunos canales tradicionales usan esos mismo videos para contar su versión.

Hipótesis: La velocidad con la se difunde la información -y de manera orgánica- obliga a cuestionar el rol del verdadero periodista.

#ParaPensar El valor del periodismo actual, ¿no será hacer la pausa necesaria para analizar cada hecho?

Back to basics?

COMUNICADOR · ESTRATEGA · ESCRITOR