BEHAVIORAL SCIENCE · NEUROCIENCIA · CEREBRO · VERDAD · CULTO

Para construir su culto propio, ¿sirve tener fanáticos?

Un culto es una religión sin poder político, escribió Tom Wolfe

Usted, ¿cree en extraterrestres?

¿Cree en su inmortalidad?

¿Cree en la existencia de Lucifer? ¿Zombies? ¿Darth Vader?

¿Es seguidor de Star Wars? ¿Barcelona? ¿Emelec?

¿Apoya un gobierno equis? ¿Odia a la oposición ye?

Un día de 1959, Charles Paul Brown vivió un “despertar celular”.

Su cuerpo empezó a resplandecer, decían. Vio versículos de la biblia aparecer frente a sus ojos. Y luego de la Epifanía cayó en cama durante meses.

Cuando se recuperó, Brown se declaró inmortal.

Renunció a su trabajo. Y fundó su propia religión cuya principal creencia era la inmortalidad.

Miles de seguidores pensaban que la inmortalidad física se lograba aceptando esta revelación de Brown.

Cuando los seguidores aceptaban la revelación, sus células inmortales se multiplicaban a través del “”.

La muerte de Donald Leon -miembro de la comunidad “”, en 1993, no debilitó la feligresía.

Durante 30 años el grupo creció.

26 países en cuatro continentes.

Hasta que en octubre de 2014, el inmortal Charles Paul Brown murió.

Murió Brown, pero no sus ideas.

Hay cultos que sobreviven aun cuando sus profecías no se cumplen.

Luego de la muerte de Brown, los miembros del grupo incorporaron la creencia que “”. Este ayudó a racionalizar la muerte de los miembros de la comunidad que se creen inmortales.

Porque los hechos no ayudan a que Usted cambie de opinión.

El apocalipsis del Y2K nunca sucedió.

Y cuando la profecía maya no se cumplió el 21 de diciembre de 2012, algunos conspiracionistas dijeron que se había calculado mal el año.

Paul Begley, evangelista cristiano, anunció que el Día del Juicio Final sería el 21 de diciembre de 2020.

Tampoco sucedió.

Luego el mismo Begley dijo que los mayas eran disléxicos. Y anunció el Día del Juicio Final para el 21 de diciembre de 2021.

Tampoco sucedió.

Pero el fracaso de la profecía no desalentó seguidores.

Los seguidores de QAnon estuvieron en Dealey Plaza, en Dallas -Texas-, en octubre 2021, esperando el regreso de J.F. Kennedy.

No sucedió.

Ahora los miembros de QAnon son (también) seguidores de Michael Protzman -quien profetiza el regreso de JFK- y se llaman “negative 48”.

Ah!

Voluntariamente financian al líder de la secta con miles de dólares al mes.

Muchas profecías fallidas -o promesas incumplidas- reafirman el sistema de creencias que las sostienen.

Aumentan el compromiso de muchos seguidores.

En lugar de provocar un rechazo, aumentan niveles de creencia y participación.

En “” (1956), Festinger, Riecken y Schachten probaron la teoría de la disonancia cognitiva -esa desarmonía interna que se crea cuando dos pensamientos están en conflicto-.

Sin las explicaciones correctas, lógicas, Usted va a buscar explicaciones. Si Usted no encuentra explicaciones, entonces las va a crear.

Steven Hassan, especialista en cultos, sostiene que Usted prefiere ser congruente entre lo que piensa, actúa y siente. “”, comentó a .

N es un buen amigo. Es fanático de .

N hizo horas de fila para ver el estreno de cada peli. No se perdió “”, espera por “” o cualquiera nueva. Sea peli, serie, .

N se viste de Jedi para visitar cada Comic Con.

Tiene todas las figuritas coleccionables, en una habitación dedicada a donde sólo él tiene acceso.

Su fanatismo es como un fervor religioso.

Cuando le pregunté por qué hacía tanto esfuerzo me comento que “”.

Ser hincha de un equipo, fanático de una historia, creyente de una religión, partidario de un político, es compartir con los demás una sensación de “nosotros”.

Es compartir una cosmovisión o una historia. O un canon.

Da igual si es real o ficcional.

Su cerebro está en ese espacio liminal, que no distingue entre verdad y ficción.

Siendo hincha, fanático, partidario, creyente o miembro de un culto, lo imposible se vuelve posible.

Es como creer, igual que los pitagóricos, que las matemáticas conducen a la felicidad.

Es como creer, como algunos, que el país ahora está mejor que nunca.

Es como creer, a lo Elon Musk, que todos somos una simulación inmaterial creada por un software de extraterrestres aburridos.

”, escribió Umberto Eco en “El Nombre de la Rosa” (1980).

--

--

Secretario de Comunicación de Ecuador · Comms consultant, strategist & creator with a twist of behavioral science. En español!

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
ANDRÉS SEMINARIO

Secretario de Comunicación de Ecuador · Comms consultant, strategist & creator with a twist of behavioral science. En español!