BRANDING · COMPOL · TOMA DE DECISIONES

Sobre branding, política y realidad

La séptima lección sobre el cerebro de Lisa Feldman Barrett dice que la mayor parte de su vida tiene lugar en un mundo artificial.

Most of your life takes place in a made-up world.”

Usted vive en una casa construida por alguien. En una calle nombrada por alguien. Calle que se identifica con unas letras y signos que fueron creados por alguien más, dice en 7 ½ Lessons About the Brain (2020).

Su casa está en un país que no existe en la realidad física. Usted vive en un mundo de “realidad social” que sólo existe en su cerebro.

Ecuador, por ejemplo, existe como país porque algunas personas -Usted y mucha gente, antes y ahora- acordaron que así sea. Y Ecuador es gobernado por un presidente porque algunas personas -Usted y mucha gente, antes y ahora- han concertado que así sea.

Pero para Usted, estas cosas (el país, las leyes, el gobierno) son reales porque existen en la realidad social.

Es que la realidad física y la realidad social están entretejidas. Son “porosas”, dice Feldman Barrett. Por ejemplo (según estudios) muchas personas creen que el vino caro tiene mejor sabor. La realidad física es el vino; pero la relación mejor-precio-mejor-sabor es una percepción construida en su realidad social.

No creamos un mundo de fantasía para escapar de la realidad; lo creamos para ser capaces de quedarnos allí”, escribió Lynda Barry en la novela gráfica “What it is” (2008).

Esta capacidad (de su cerebro) para crear una realidad social es única.

Las marcas son parte de su realidad social. Como lo son las tradiciones, las religiones, los memes, las leyes, la democracia o las metáforas que usted crea para explicar (y comunicar) esas creaciones.

El problema es que su cerebro confunde la realidad social con la realidad física.

Cuando su cerebro -junto con otros cerebros trabajando en armonía- confunde la realidad social con la realidad física, usted crea etiquetas. Líneas divisorias. Por ejemplo: “ellos” y “nosotros”.

Cuando Usted divide a sus pares en “ellos” o “nosotros” no los diferencia por atributos biológicos. Católicos, animistas, capitalistas, socialistas, animalistas, millenials, demócratas, ilustrados, serían etiquetas de la realidad social.

Luego Usted justifica su comportamiento de compras (o su toma de decisiones) en esas abstracciones.

Pero no me entienda mal. Su capacidad de crear esta realidad social es como un súper-poder, dice Feldman Barrett (directora del Laboratorio Interdisciplinario de Ciencias Afectivas en Northeastern University).

La realidad social -que creamos con las 5Cs (creatividad, comunicación, copia, cooperación y compresión) de su cerebro- es lo que permite construir civilizaciones y diseñar un mejor futuro.

COMUNICADOR · ESTRATEGA · ESCRITOR